Producción orgánica de mango en Escuinapa, Sinaloa: un aproximación a la economía solidaria en la región / Organic mango production in Escuinapa, Sinaloa: an approach to the solidarity economy in the region

 Boletín Ciudades y Regiones, Nueva Época, Entrada 5

Naím Manríquez García

Ludim Vences Macedo

Escuinapa es uno de los municipios de Sinaloa en México, se localiza al sur del estado, próximo al destino de sol y playa de Mazatlán. Las riquezas naturales que tiene como las marismas constituyen un elemento ambiental local, gracias a dichas características geográficas existe producción de frutos tropicales como el mango (Macías Gutiérrez, 2009, p. 222). La historia de la producción de mango en Escuinapa se remota a la administración del Dr. Ernesto Rivera Guzmán de 1972 a 1974, en el cual se introdujo una red de agua potable proveniente de la presa Agustina Ramírez que contribuye al riego de los árboles de mango, además se realizó la primera feria regional del mango, generando exportación fruticultura en la región  (Macías Gutiérrez, 2009, pp. 183–184).

En el municipio “los árboles criollos son desde tiempos remotos, pero la producción comercial se registró en un campo llamado Las Piedritas en 1962” (Macías Gutiérrez, 2009, p. 224). Para el caso de la producción orgánica, en el 2005 resalta la generada por Productos Rivera de Escuinapa (Nosotros - Productos Rivera, n.d.), como también con la presencia de proyectos en el municipio con Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), antes llamada SAGARPA, por medio un proyecto piloto de fertilizantes orgánicos en el 2015.  Lo que lleva a estudiar cómo la producción orgánica de mango contribuye a la construcción de una economía solidaria en Escuinapa, Sinaloa. Ya que, es por medio de la colaboración de los actores (productores, autoridades, entre otros) que se ha iniciado procesos económicos en un entorno solidario, de tal modo que la producción frutícola genere las menores externalidades negativas en el territorio.

En la actualidad la producción de mango se enfrenta a problemáticas por la externalización de sus costos de producción, lo cual lleva a cuestionar por qué no hacer el cambio a una producción orgánica. Por mencionar algunos problemas los cambios en las marismas, ya que a menor protección por las pérdidas de estos, la producción es más susceptible a fenómenos naturales, como reducción en los volúmenes de la fruta por desastres naturales como los vientos del huracán Wilma en el 2018. Para el 2020, los efectos del cambio climático como la sequía en esta zona generó afectaciones debido a la falta de agua en la presa Agustina Ramírez, lo cual generó una reducción del riego de los árboles de solo una vez al día y, por tanto, la cantidad de mango producido fue menor. Sin dejar a un lado las condiciones de precariedad laboral de los jornales agrícolas. Además, las condiciones de incertidumbre económica por la pandemia de Covid-19 que afectaron el proceso de distribución y su demanda. Una posible alternativa de enfrentar la complejidad que implica la transición de la producción convencional de mango a una de tipo orgánico consiste en que se requiere que tanto los productores como los actores relacionados den paso a un esquema de economía solidaria.

Entendiendo que la economía solidaria es “a grandes rasgos, la manifestación de actividades basadas en principios de participación y de responsabilidad individual y colectiva, actividades para el bienestar e integración local” (Manríquez García, 2015, p. 5). En el entorno de la producción de mango por mencionar algunas características de la biocapacidad del municipio se encuentra los campos donde están sembrados los árboles, el agua para el riego, entre otros, los cuales deben de ser considerados bienes comunes, que llevan a sumar acciones de trabajo en conjunto (Poteete et al., 2012).

El cómo ser solidario, parte de la conciencia del proceso de cambio que debe darse sobre la perdida de capacidades de regeneración del ambiente, es aquí donde la transición a una producción orgánica tiene cabida. Es difícil dar una definición exacta de la economía solidaria, como lo argumenta Coraggio (2011), sin embargo, hay ciertos principios fundamentales planteados en los movimientos sociales: una economía donde quepan todos (Manríquez García et al., 2017) incluidos los recursos medioambientales. Aunado a lo anterior, las acciones de economía solidaria favorecen al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de la Agenda 2030, por medio de una producción que busque la reducción de externalidades negativas como la producción orgánica de mango.

Se entiende como producción orgánica a aquella que genera alimentos obtenidos de animales, vegetales, sus productos y subproductos, elaborados y procesados de manera amigable. En dicha producción se evitan el uso de productos sintéticos, como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales (Gobierno de México, n.d.). Para el caso del mango orgánico, en su producción no se utilizan agroquímicos, en cambio se emplean abonos orgánicos para el control de plagas y enfermedades, como también se acompaña con prácticas culturales, mecánicas y biológicas (Revista Industrial del Campo, n.d.). Bajo el contexto que la agricultura orgánica “depende de la estabilización de los agroecosistemas, del mantenimiento del equilibrio ecológico, del desarrollo de los procesos biológicos hasta su nivel óptimo y de relacionar las actividades agrícolas con la conservación de la biodiversidad”(FAO) .

En la actualidad la producción predominante de mango es la convencional, la cual es de 193.343 hectáreas sembradas en el 2016, la cual represento una aportación del PIB agrícola nacional del 0.87 por ciento (SAGARPA, 2017, p. 4). En la ilustración 1 se presentan los principales municipios del país productores del mango en el 2019.

Ilustración 1. Los principales municipios productores de mango, México 2019.

Fuente: Elaboración propia con información del SIAP.

Los dos municipios de mayor producción de mango en el país se localizan al sur de Sinaloa, Escuinapa y Rosario. Como también, se evidencia que entre la colindancia entre este estado y el de Nayarit concentran la mayor producción del fruto en el país. En el municipio de Escuinapa se cuenta con la mayor presencia de empacadoras -catorce-, las cuales son autorizadas para la comercialización agroalimentaria en los mercados internacionales (AgroDer, 2016, p. 18). La información que se presenta corresponde al Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), con información de las Delegaciones de la SAGARPA.

Retomando al estado de Sinaloa en el año 2017, se cultivaron 1,149,320 hectáreas, las cuales produjeron 12, 165, 950 toneladas de alimentos con un valor de producción de 48, 448 millones de pesos. De las hectáreas cultivas, la producción de granos conforma el 67.52 por ciento, con 775,987 hectáreas, mostrando así la especialización agrícola estatal. En comparación con lo producción de frutas del 3.63 por ciento, correspondiente a 41,684 hectáreas (CONSEJO PARA EL DESARROLLO ECONOMICO DE SINALOA (CODESIN), 2018). En cuanto a las empresas agroexportadoras en Sinaloa de las 590; el primer lugar con 100 empresas agroexportadoras se localizan en la capital de estado, Culiacán, las cuales exportan hortalizas; y el segundo lugar, Escuinapa con 91 empresas agroexportadoras de frutas (Lara Flores, 2021, p. 377).     El municipio cuenta con una superficie cosechada de mango de 4,625 hectáreas para diciembre del 2020 (SIAP, 2021). En cuanto a volumen de producción en la Ilustración 2 se presenta el volumen de producción agrícola en Escuinapa en el año 2019.  

Ilustración 2.  Producción agrícola en Escuinapa, 2019. 

Fuente: Elaboración propia con información del SIAP.

La especialización de la producción de mango en el municipio con más de 150,000 toneladas de mango producidas en el 2019, sobre la producción de chile y tomate verdes que juntos no logran las toneladas perenes del mango (SIAP, 2021). Lo que menos se produce en el municipio son los granos de maíz, lo que es completamente inverso a Culiacán y a la especialización agrícola del estado.  La producción de mango implica algo más profundo en el territorio que una comparación de producción con otros agro alimentos, ya que “las diversas formas de desarrollo económico y social del pueblo escuinapense, han influido para que se identifiquen a esto como zona manguera, lo que permite una construcción simbólica de la cultura, creando un sentido de pertenencia”  (Ochoa Leyva & Santamaría Gómez, 2015, p. 90). Por lo que preservar los mangos, la biocapacidad del territorio permite sustentar las sinergias sociales que surgen alrededor a esta producción frutícola. En la actualidad “la producción orgánica de mango se estima que existen entre 1,100 y 1,200 hectáreas de mango en la zona conformada por los municipios del Rosario y Escuinapa” (AgroDer, 2016, p. 4). En dicha producción se “tiene un mercado, ya que, desde el punto de vista de los productores, la oferta actual de mango orgánico no satisface la demanda, sobre todo del mercado de exportación” (AgroDer, 2016, p. 4).

Para fortalecer la producción del fruto SAGARPA emitió una serie de recomendaciones para la región 16 en donde se localiza Escuinapa, en las cuales se encuentran: incorporar prácticas y labores para lograr certificación de inocuidad; realizar el control integrado de plagas y enfermedades mediante manejo eficiente de trampeo; fortalecer y consolidar los procesos organizativos; realizar compras consolidadas de agroquímicos para el control de plagas y enfermedades, claro que con ello no toma en cuenta la parte orgánica de la producción, pero podrían sumarse esfuerzos de colaboración a largo plazo para que, con el trabajo en conjunto de las universidades, se dé una transición del uso de los agroquímicos a orgánicos;  elaborar productos a partir del hueso y la cáscara de mango y diseñar el modelo de negocio, con ello se podría en dar paso a una economía circular donde se reincorpore los desechos dentro del proceso industrial, en este caso procesándolos para crear bienes de consumo; realizar un estudio de factibilidad, inventario de calidad de materia prima, definición de productos a elaborar, pruebas piloto de extracción de aceite de mango y elaboración de mermeladas y bebidas (SAGARPA, 2017, p. 11).

En cuanto al valor agregado en esta actividad que actualmente se incorpora es la deshidratación del mango orgánico de variedad kent y keitt, ya que la venta del deshidratado en 2021 ha mejoró, permitiendo una recuperación del golpe económico que ha dejado la pandemia de Covid-19 (Mejora La Producción Del Mango Deshidratado, Reportan En Escuinapa, n.d.). La mayor parte del mango que se produce se exporta fresco, en un mercado limitado a un menor precio de mercado.  Una de las empresas que produce mango orgánico y deshidratado es la Productos Rivera de Escuinapa  (Nosotros - Productos Rivera, n.d.), la cual se encuentra en la lista oficial de Lista de Productores orgánicos de Impulso Orgánico Mexicano, A.C., esto que implica que produce mangos orgánicos mexicanos certificados con el respaldo de Secretaría Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) (¿Quiénes Somos? – Impulso Organico Mexicano, n.d.). La exportación que hace es hacia Estados Unidos de América, ya que cuenta con la Ecoetiquetas USDA. Además, la empresa tiene exportaciones en Canadá, Rusia, Corea, Japón, Italia, Francia y España.

Por lo que se puede concluir que en Escuinapa es necesario que los tres niveles de gobierno colaboren con los productores y las universidades para lograr concretar una transición de una producción convencional a una orgánica que les permita a los habitantes del municipio generar y consolidar una economía solidaria por medio de una red de colaboradores. Teniendo presente que a niveles más elevados de biodiversidad pueden fortalecer las funciones esenciales para los sistemas agrícolas y, por ende, para el desempeño agrícola. Como también considerar el Centro Integralmente Planeado (CIP) Playa Espíritu, el cual fue presentado en el marco del Tianguis Turístico Mazatlán 2018 de FONATUR; ya que en él se tiene como objetivo resaltar las marismas que forman parte del medio natural en la región, en donde los productos turísticos que se ofrecerán están plenamente integrados a la naturaleza y al entorno cultural. En él se puede incorporar rutas turísticas del mango, permitiendo a los visitantes conocer la riqueza de la cultura de la producción del mango orgánico, desde la siembra del árbol hasta la deshidratación de la fruta, de tal manera que el ciclo de vida de su producción permita revalorizar al mango y a aquellas comunidades que se dedican a su producción. 

Referencias

AgroDer. (2016). El Rosario, Sinaloa Mango. http://www.agroder.com/publicaciones/Cultivo%20Mango%20(El%20Rosario,%20Sinaloa)%20Cuenca%20del%20ri%CC%81o%20Baluarte%20SUMAR-AgroDer.pdf

CONSEJO PARA EL DESARROLLO ECONOMICO DE SINALOA (CODESIN). (2018). Unidad de Estadística y Análisis. http://sinaloaennumeros.com/

FAO. (n.d.). Agricultura orgánica y biodiversidad. Retrieved September 28, 2021, from http://www.fao.org/3/y4137s/y4137s06.htm

Gobierno de México. (n.d.). Productos orgánicos | Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria | Gobierno | gob.mx. Retrieved September 28, 2021, from https://www.gob.mx/senasica/acciones-y-programas/productos-organicos

Lara Flores, S. M. (2021). Los olvidados del campo: antología esencial jornaleros y jornaleras agrícolas en América Latina. UNAM, CLACSO.

Macías Gutiérrez, J. (2009). Escuinapa (Primera). Instituto de La Crónica de Culiacán. http://escolar.cobaes.edu.mx/comunicacion/biblioteca/monografias/Monografia%20de%20Escuinapa.pdf

Manríquez García, N. (2015). LA APARICIÓN DE PRACTICAS ECONOMICAS ALTERNATIVAS: CONCEPTUALIZANDO LA ECONOMÍA COLABORATIVA, Y SOLIDARIA. Coloquio Internacional de Economía Social y Solidaria En Un Contexto de Multiculturalidad, Diversidad y Desarrollo Territorial.

Manríquez García, N., Martínez Gómez, F., Colín Castillo, S., Manríquez García, N., Martínez Gómez, F., & Colín Castillo, S. (2017). Reflexiones en torno a la economía solidaria: una revisión de la literatura. Iztapalapa. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades, 38(83), 11–42. https://doi.org/10.28928/REVISTAIZTAPALAPA/832017/ATC1/MARTINEZGOMEZF/COLINCASTILLOS/MANRIQUEZGARCIAN

Mejora la producción del mango deshidratado, reportan en Escuinapa. (n.d.). Retrieved September 29, 2021, from https://prod.senasica.gob.mx/ALERTAS/inicio/pages/single.php?noticia=9846

Nosotros - Productos Rivera. (n.d.). Retrieved September 23, 2021, from https://productosrivera.mx/index.php/nosotros/

Ochoa Leyva, K., & Santamaría Gómez, A. (2015). El mango en Escuinapa La fruta que cambió a un pueblo (Segunda). Universidad Tecnológica de Escuinapa.

Poteete, A., Janssen, M., & Ostrom, E. (2012). Trabajar Juntos Acción colectiva, bienes comunes y múltiples métodos en la práctica (Primera). Universidad Nacional Autónoma de México.

¿Quiénes somos? – Impulso Orgánico Mexicano. (n.d.). Retrieved September 23, 2021, from https://impulsoorganicomexicano.com/quienes-somos/

Revista Industrial del Campo. (n.d.). ¿Qué es el mango orgánico? - 2000Agro Revista Industrial del Campo. Retrieved September 28, 2021, from http://www.2000agro.com.mx/organicos/alimentosorganicos/que-es-el-mango-organico/

SAGARPA. (2017). MANGO Mexicano planeación agrícola nacional 2017-2030.

SIAP. (2021). AVANCE DE SIEMBRAS Y COSECHAS SINALOA PERENNES 2020 TEMPORAL. http://infosiap.siap.gob.mx/Agricola_siap/ResumenProducto.do

Entradas populares de este blog

Principales ingresos y gastos de los hogares por entidad federativa en México, 2018 / Main income and expenses of households by state in Mexico, 2018

Análisis del pacto fiscal en el contexto del COVID-19/ Analysis of the fiscal pact in the context of COVID-19

Las ciencias del comportamiento en la lucha contra el coronavirus en el sur global / Behavioral sciences in the fight against coronavirus in the global south